Carmen Gómez del Campo y Leticia Torres Carmona
En memoria de un rostro. Isabel Villaseñor
México, LOLA de México
1997

Isabel Villaseñor recorre este texto, que se ocupa de ella y de su obra, como un fantasma, como una presencia ausente que se debate por encontrar, a través del múltiples expresiones artísticas, una forma, sea el trazo escrito, la voz, la talla, el grabado… cual si la materia que no pudiera fijarse, detener, y el cuerpo, el propio, se trastocara en evanescencia y la voz, la propia, en eco.

Las autoras de este ensayo transitan la vida y la obra de Isabel siguiendo el trazo de su palabra, eco de la palabra de su abuela paterna, la otra Isabel; los ritmos de su voz hecha grito y presencia de la otra abuela; la desesperada búsqueda de una imagen, la propia, que talla en madera, que graba… para ausentarse en un rostro que no halla sus rasgos más que en la amenidad de su propia imagen capturada por los otros: en el cine, transformada en “María”, esencia de la mexicanidad; en la fotografía hecha eternidad.