Laura González Matute, Escuelas de Pintura al Aire Libre y Centros Populares de Pintura, México, INBA, Cenidiap, 1987, 186 págs.

Aproximación a la labor realizada en las Escuelas de Pintura al Aire Libre y los Centros Populares de Pintura en 1913 y en el periodo de 1920 a 1937.

Las referencias anteriores a este trabajo identificaban de manera general a estas instituciones, dependientes de la Secretaría de Educación Pública, según el criterio que las definía como “pequeños centros artísticos sin importancia, espontaneístas e imbuidos de un infantilismo intrascendente, que no había aportado ninguna innovación al arte de nuestro país”. Después de la segunda mitad del siglo XX renació el interés por el estudio y consecuente revaloración de dichas escuelas, apoyada en varias exposiciones y nuevos estudios.

A partir de un considerable número de artículos periodísticos y archivos personales, referentes a las actividades de esos centros educativos, la autora del presente libro analiza los métodos pedagógicos que ahí se aplicaban y las alternativas propuestas en las obras que se producían; estudia los factores que en esa época propiciaron ciertas inquietudes estéticas y el rompimiento con la Academia; todo esto basado en el análisis del contexto sociopolítico en el cual se gestaron.

En resumen, en este volumen se dan a conocer las causas que determinaron el surgimiento de las Escuelas de Pintura al Aire Libre y los Centros Populares de Pintura, su evolución y desaparición, así como el tipo de obras ahí realizadas.